miércoles, 3 de abril de 2013

¡Vayan a la victoria! o de cómo Maduro le habló al pajarito Hugo Chávez

Ha llamado la atención la declaración del candidato chavista a la elección presidencial de Venezuela, Nicolás Maduro, quien ha asegurado que Hugo Chávez se le apareció en forma de pajarito, un «pajarito chiquitico». Esto fue la manera como el candidato narró su encuentro con el pajarito chiquitico de Hugo Chávez en el interior de una capilla: 

Nicolás Maduro, candidato presidencial venezolano
«"De repente entró un pajarito, chiquitico, y me dio tres vueltas acá arriba, se paró en una viga de madera y empezó a silbar, un silbido bonito. Me lo quedé viendo y también le silbé, pues. 'Si tú silbas yo silbo', y silbé. El pajarito me vio raro, ¿no? Silbó un ratico, me dio una vuelta y se fue y yo sentí el espíritu de él. Lo sentí ahí como dándonos una bendición, diciéndonos: 'hoy arranca la batalla. Vayan a la victoria. Tienen nuestra bendiciones'. Así lo sentí yo desde mi alma».

Curiosa forma de empezar la campaña, algo mística, medio paranormal, ¿hablaremos acaso de un socialismo místico? ¿O será que maduro apunta a la parte más humilde de la población, aquella que puede creer esas cosas? No sería extraño lo uno ni lo otro, en pueblos como los nuestros donde el sincretismo termina creando en el imaginario popular monstruosos híbridos, mezcla de fanatismo religioso, creencias ancestrales e ideas revolucionarias.

Como sea, así arranca Maduro la campaña presidencial venezolana, partiendo de la tierra de Hugo Chávez, exdictador venezolano, autoproclamado seguidor de Bolívar y últimamente ave canora. 

¿Ganará su gente? Solo el tiempo y el pueblo lo dirán.