lunes, 5 de enero de 2009

Bombardeos sionistas en la Franja de Gaza

Todos los que tenemos un televisor cerca, una pantalla de internet o un periódico a la mano hemos visto la desproporcionada incursión del sionismo israelí en la Franja de Gaza.

Israel argumenta que su uso de la fuerza no solo está justificado, sino, que es necesario ante el continuo objeto de ataques que sufren de parte de los palestinos de Hamas. En este punto tienen el apoyo de ese bípedo que aún funge de presidente de los EE UU. La finalidad inmediata de Israel es simple: Detener los bombardeos con misiles de Hamas contra el sur de Israel.

Los buenos de la historia
Ahora bien, dice la propaganda israelí que ellos son tan buenos, que están enviando llamadas telefónicas y mensajes de texto de toda clase a los palestinos advirtiéndoles lo que van a hacer. Eso, los convierte -según dicen- casi en tontos, porque adelantan sus acciones, porque dejan de lado el elemento sorpresa... ¡Qué buenos son!

Imagínese usted esto, recibe una llamada de un soldado del país vecino que le dice:

Por favor, amable caballero, abandone su casa porque en las próximas horas la destruiremos con bombas racimo. Gracias por la atención prestada.

Es claro que usted no se va a alegrar ni que va a saltar en un pie. Y que no va a hacer sus maletas canturreando. Nada de eso, lo más probable es que usted no tenga dónde ir y termine destruido por dichosas bombas, que son más letales que minas antipersonales y que han sido prohibidas en casi todos los lugares del mundo, menos en Israel y EE UU.

La pólvora
Otra cosa curiosa, los sionistas parecen haber descubierto la pólvora. Aseguran casi pasmados, que los ataques generan daños colaterales -léase personas sin piernas, sin brazos o simplemente muertas-, porque los terroristas están usando escudos humanos.

¿Estos infelices no se dan cuenta que eso mismo ha hecho el terrorismo todo el tiempo? Por eso se llama terrorismo, pues idiotas. Si ustedes responden igual, también es terrorismo. Sendero Luminoso, por ejemplo aquí en el Perú, estaba en Ayacucho, la opción para eliminarlos era, en términos de Israel -y de ese animal llamado George W. Bush-, la misma que aquí usó el grupo Colina, que era parte del denominado Plan Huancayocc, por el que ahora juzgan como criminal al ex presidente Alberto Fujimori.

¿Qué diferencia hay entre eliminar a poblaciones civiles en uno u otro caso? ¿Qué corona tiene Israel? Los crímenes, crímenes son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exprésate