martes, 13 de noviembre de 2007

¿Por qué no te callas? Cuando el reallity show se viste de gala

Como en el más cotidiano reallity show (ese invento gringo, que de real no tiene nada y en el que los insultos, bejámenes y provocaciones están a la orden del día), la última sesión plenaria de la XVII Cumbre Iberoamericanano no pudo resistirse a la peliculina y al escándalo.


Dueño de los medios de comunicación en Venezuela, animador de televisión con un programa diario de aproximadamente cuatro horas de duración, Hugo Chávez sabe muy bien que la peliculina vende, que el escándalo provoca miradas, que poco importa en el mundo mediático que uno se olvide de la diplomacia y del protocolo de "buenas costumbres" y acabe comportándose como un hijo de vecinos, si con ello consigue lo importante atención, miradas "rating", para decirlo con una palabra.

No voy a contar lo que pasó, porque ya es noticia conocida. Baste decir que el Rey Juan Carlos de España, saliéndose de todo pronóstico le espetó a Chávez la famosísima frase -cuyo rótulo en dominio web está siendo subastado-
¿Por qué no te callas?

No quiero detenerme a defender a uno ni a otro. Los dos me parecen más pesados que un saco de algodón en el río. Aquí quiero ver lo mediático del asunto. En ese terreno, quien ganó indudablemente fue Chávez, él hizo bien su papel de villano -aunque él crea que hace el papel de justiciero- y el Rey hizo el papel del tonto que no puede soportar las bromas pesadas del villano.
Y es que ahora a nadie le importa qué temas se han tratado en la agenda de esa cumbre, si acaso se habló de la pobreza o de proyectos de desarollo regionales o por último si es que esas cumbres sirven par algo. Lo único que importa es que el rey le gritó a Chávez una frase que ha sido esperada por millones de Venezolanos y Latinoamericanos.
Y que todo esto no ha sido, sino una pantomima de Chávez, para provocar, lo demuestra el hecho de que el primer golpista, perseguidor de detractores y acaparador de poderes absolutos es él mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exprésate